Sortelha, Cielo y Piedra.

DSC_0250-01Entrar en Sortelha es entrar en la Edad Media […] Lo que da carácter medieval a este aglomerado es la enormidad de las murallas que lo rodean, su espesor, y también la dureza de la calzada, las calles empinadas, y, encaramada sobre piedras gigantescas, la ciudadela, último refugio de los sitiados, última y tal vez inútil esperanza. (Viaje a Portugal. José Saramago).

Sobre todo para los que ya somos del Oeste, el paisaje no cambia mucho al cruzar la frontera, las encinas se convierten en “azinheiras”, los robles en “carbalhos”, o los alcornoques, en “sobreiros”, pero aún falta un último ingrediente que es común denominador, en muchas de las aldeas portuguesas:

La piedra, o la roca, que parece lo mismo pero no es igual. En este caso hemos de referirnos a un extenso  afloramiento rocoso. Permítanme circunvolar los versos de Bécquer situándonos en esta pequeña villa medieval. -¿Qué es granito?-, dices mientras clavas en mi espalda las murallas que me circundan y defienden mi ciudadela. – Granito eres Tú.DSC_0318-01DSC_0251-01

 

Estamos a 760 metros sobre el nivel del mar, en un formidable emplazamiento para construir un asentamiento, conferirle el estatus poco menos que de infranqueable e invencible, en un gran macizo granitico que tiene forma de sortija, “sortelha“, en portugués; conforme a esta versión de su origen, la misma génesis de la fábrica de sus murallas posee esa misma forma ensortijada.

Además de esto, los vocablos hispano-lusos respectivamente sortija y “sortelha” encierran también un oscuro e incierto significado al respecto de ciertas cualidades  mágicas que se pierden en el lejano tiempo de su misma fundación. Sortilegio procede asimismo de la misma raíz sort, sortis, (fortuna, azar, suerte). En Eljas (Sierra de Gata, Cáceres), hallamos la voz en Fala (Lagarteiru)  “surtisha”.

E ítem más, para rizar el rizo, les traigo a colación,  el juego o corrida de la sortija, básicamente, un entretenimiento medieval que consistía en disponer un pequeño anillo o aro, colgando de una cinta, a su vez de una cuerda, o dispuesto entre dos palos. La hazaña consistía en engarzarla en sus lanzas mientras pasaban con sus caballos a la carrera. Actualmente, me consta que, transformado en las carreras de “cintas”, se realiza en comarcas fronterizas extremeñas: Valle del Alagón, y Sierra de Gata,  además de en muchas más a lo largo y ancho de toda la Península.

…Y en Baleares, y en Italia (sortiglia), y en Argentina…

Recuerden al entrar por la puerta y plantarse frente a la Varanda de Pilatos,  reflexionar sobre esto: ¿realmente hemos perdido la capacidad de edificar y vivir sobre el suelo que nos rodea de una manera armoniosa?. Como sucede en muchos pueblos y aldeas ibéricas, cuyo origen está tremendamente imbricado con la presencia de enormes moles pétreas, sus gestores y constructores consiguieron armonizar su existencia con lajas o bolos de granito asimilándolos para sus construcciones y pasando a formar parte fundamental de tus techos , suelos, o murallas.

DSC_0266-01

Sinceramente, no hay duda que es un escenario incomparable bajo un esplendoroso cielo azul, pero lejos de asentarme en la objetividad, confieso abiertamente  la predilección, en estos territorios fronterizos por el maridaje extraño que constituyen los dias nublados o neblinosos sobre estas villas medievales y el halo de misterio que vierten sobre sus murallas, piedras, matacanes, ciudadelas, pelourinhos, portadas manuelinas, y en definitiva por todos y cada uno de sus rincones que estan a la espera de pies incansables y de  ojos curiosos. Podrán transitar por sus calles y murallas observados por gatos curiosos y que gozan de buena salud y gran porte, seguramente vayan tras sus pasos mientras van contemplando sin solución de continuidad, el castillo que es Monumento Nacional en Portugal desde primeros del Siglo XX, la Iglesia Matriz bajo la advocación de Nuestra Señora de Las Nieves y las distintas capillas que se van sucediendo intramuros además del rollo de justicia (Pelourinho) o de la Casa del Viento que suena…

No olviden si son presa del Síndrome Dicaprio, gritar desde la muralla la conocida frase “titánica”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s